Panduit – Continuidad del negocio en el marco de la Pandemia

ES BIEN SABIDO QUE LAS CIRCUNSTANCIAS POR LAS QUE ESTÁ ATRAVESANDO SON COMPLICADAS Y CON DIVERSAS ARISTAS QUE CRUZAN POR LOS TEMAS ECONÓMICOS, SOCIALES, LABORALES Y DE SALUD, ES POR ELLO QUE PANDUIT ACERCÓ OPCIONES PARA QUE LAS EMPRESAS CONTINÚEN CON SUS ACTIVIDADES DE FORMA REMOTA, ANTICIPEN PROTECCIÓN Y CONTINUIDAD DE SUS NEGOCIOS, SUBIÉNDOSE AL TREN DE LA TRANSFORMACIÓN DIGITAL, EN UN ESFUERZO PARA ESCLARECER Y DAR CERTEZA A LO QUE SE AVECINA, ASÍ LO DIO A CONOCER EN SU EVENTO GET TO KNOW ONLINE SUMMIT.

Recomendaciones para la continuidad inmediata de los negocios 

Los resultados de una pandemia por la que está pasando el mundo, aún no es posible visualizarlos, pero sin duda los negocios se han visto en la necesidad de adaptarse minimizando los posibles obstáculos para la operación y para ello es necesario contar con comunicaciones, acceso a la información, tener las herramientas administrativas y comerciales, operación de líneas productivas y logística. 

Los planes de continuidad se refieren a tener una serie de acciones dentro de la organización que permitan a la empresa estar preparada para continuar operando en caso de una disrupción (desastres físicos o tecnológicos). Es necesario contemplar varias cosas y una amplia gama de escenarios, es decir, las diferentes cosas que pueden pasar, ya sea inherentes o externas al negocio. Al final, lo que vamos a obtener es una serie de beneficios como construir confianza con los clientes para poder seguir prestando servicios y ellos sientan que tienen una compañía que los acompaña y ayuda a continuar con sus negocios, ayudar a proteger la cadena de suministro y mitigar el riesgo financiero”: Juan Pablo Borray, Business Development Manager LATAM en Panduit. 

El internet juega un papel fundamental para que los negocios continuen operando de forma remota, entre los servicios con mayor demanda están las videollamadas, tiendas de juegos online y tiendas de alimentos; sin embargo, ha habido cambios sustanciales en los tiempos de Covid-19 como son las horas de uso, lugares de conexión, saturación de segmentos de la red y fuentes de información. 

Para desarrollar un teletrabajo de forma óptima, es necesario asegurarse de instalar las actualizaciones de seguridad recientes, evitar ingresar a portales de dudosa reputación, en la medida de lo posible, instalar cortafuegos (firewall) o utilizar VPNs, validar los certificados para las conexiones SSL y no abrir correos electrónicos de procedencia desconocida o sin legitimidad. 

El centro de datos, punto medular de los negocios. Monitoreo, control y alto desempeño 

En 2023 la conectividad en Latinoamérica tendrá cambios importantes como son: al menos el 70% de los habitantes estará utilizando internet para su vida diaria y trabajo, cada persona se moverá con al menos 1.5 dispositivos móviles conectados a la red (smarphones y laptop), 3.1 dispositivos entre móviles y fijos estarán conectados a la red (Smart TV o consolas de videojuegos), además no sólo la cantidad de dispositivos conectados se incrementará, sino que las velocidades de navegación en la red también mejorarán, llegando a velocidades de banda ancha de 59 mbps, internet inalámbrico de 35 mbps e internet móvil de 29 mbps, aunque es muy probable que estas cifras se queden cortas debido a la aceleración de la transformación digital.  

Estos cambios que se esperaban para años venideros, se hacen presentes con mayor velocidad, tan es así, que ha habido un incremento del 40% de tráfico promedio en la red durante el periodo de cuarentena, siendo que las telecomunicaciones se convirtieron en un servicio esencial al igual que el agua, la luz o el gas. De la misma forma el aumento en el consumo energético incrementó 10% en los centros de datos; ahora la preocupación estriba en la eficiencia de la energía y no en su contraparte, la cantidad, como era anteriormente. 

Así bien, la infraestructura física de red se convirtió en la herramienta fundamental de cualquier negocio que busque estar actualizado y en la nueva era de la transformación digital. 

PANDUIT – Recomendaciones para garantizar la continuidad del negocio

El fabricante dio a conocer sus recomendaciones en infraestructura para la continuidad del negocio basada en tres etapas; con la finalidad de orientar a las direcciones y gerencias de TI, acerca de cómo abordar las tareas que demanda la operación de su negocio, durante este periodo de contingencia y posterior al distanciamiento social. Erick Carmona, Technical Systems Engineer de Panduit, afirmó que garantizar el teletrabajo contando con la información, las herramientas necesarias y, la infraestructura de red disponible de manera remota y segura para atender a los clientes, son parte de los retos más importantes que están enfrentando las empresas en estos momentos de aislamiento social debido al COVID-19. Para gestionar estos desafíos, el primer paso es asegurar que la infraestructura de comunicaciones opere en óptimas condiciones. Es por ello que la marca, brinda a través de este comunicado, consejos y herramientas que ayudarán a las áreas de TI, en esta vital labor para la continuidad de sus negocios. El activo más importante: Como en toda organización, la pieza clave son los colaboradores que hacen posible el funcionamiento de todos los engranajes del negocio. Este tiempo de confinamiento, nos ofrece un espacio que puede ser aprovechado para revisar procesos, planificar y actualizar conocimientos. Si bien el escenario actual es complejo para los colaboradores en las diferentes industrias, se cuenta con un buen aliado para combatir cualquier obstáculo en este proceso: las comunicaciones, puesto que la cura para la incertidumbre es el acceso oportuno a la información.

Tres etapas

Para gestionar con éxito la continuidad de las comunicaciones, y por lo tanto de todo el negocio, se recomienda a las organizaciones dividir la estrategia en tres etapas:

  1. Continuidad inmediata. Debido a las restricciones, el departamento de TI debe activar toda la operación de manera segura para seguir operando de forma remota. Poner en manos de los colaboradores herramientas de teletrabajo implica la adecuada gestión del acceso a los recursos y la data, con las máximas medidas de seguridad posibles. La empresa debe garantizar la continuidad de las áreas clave como RR.HH., ventas y logística.
  2. Monitoreo y control. Con la infraestructura y servicios en funcionamiento, el siguiente paso es optimizar los recursos y flujos de trabajo. Este es el momento de analizar cómo está funcionando la operación, detectar tendencias, fallas o cuellos de botella para adelantarse a la demanda de los usuarios. Por ejemplo, se puede medir cargas de trabajo y balancearlas en la infraestructura disponible o actualizar parches.
  3. La nueva normalidad. Los analistas advierten que tendremos que cambiar hábitos y algunos protocolos laborales, al menos durante un período de tiempo. Ese nuevo escenario debe ser diseñado aprovechando los aprendizajes de las etapas 1 y 2 de la estrategia de emergencia. También demandará que los gerentes de TI tengan un acercamiento muy estrecho con la alta dirección y las diversas áreas, de este modo se podrá planificar de manera conjunta la estrategia de negocios a futuro. Es por ello, que la siguiente etapa estratégica de los departamentos de TI será actualizar, diseñar o elaborar el plan de contingencia indispensable para el nuevo esquema de trabajo, en el período post aislamiento.

A lo largo del trabajo en cada una de las etapas, los responsables de TI deben ayudar al resto de la organización a comprender que los centros de datos son el centro neurálgico de las compañías. Se trata de instalaciones de misión crítica en los que se concentra, almacena y procesa la información necesaria para tomar decisiones oportunas para el presente y futuro del negocio. De ahí la importancia de asegurar la calidad de estas instalaciones, con equipamiento que responda adecuadamente a la demanda y contingencias técnicas. Además, un adecuado funcionamiento de la plataforma permitirá dar continuidad a las áreas críticas como RR.HH., ventas o logística.

Adicional a ello, es importante recordar que el óptimo funcionamiento de la infraestructura física de comunicaciones, la misma que soporta todo el hardware y software de una empresa, representa menos del 10 % del total de los costos de inversión para un centro de datos.

Recursos y herramientas

“Para llevar a cabo con éxito las tres etapas de gestión, Panduit cuenta con una gama de herramientas que permitirán la operación y optimización de la infraestructura de manera remota. Las tareas que deban ser ejecutadas de manera física quedarán identificadas y anotadas para su inmediata actualización al retornar a la gestión presencial”, añadió Carmona.

Algunas de las herramientas que se recomienda tener en consideración para la tarea de monitoreo y optimización de la infraestructura de manera remota, son las siguientes:

SmartZone: PDUs o regletas eléctricas con capacidad para monitorear parámetros eléctricos, de comunicación, humedad, inundaciones al interior de los gabinetes, etc. de tal manera que los administradores tienen en todo momento información de la salud física de la infraestructura.

Synapsense: Suite de componentes para medir entornos industriales de manera inalámbrica. Detectan cambios de temperatura, vibración humedad, entre otros, en una planta. Permite monitorear que todos los parámetros se mantengan dentro de las capacidades normales del equipo y que los administradores puedan tomar acción cuando los valores sean excedidos.

IntraVUE: Realiza el monitoreo del entorno de la red en una planta. Por su naturaleza industrial esta red es distinta a la red de una oficina. Su caída podría representar la paralización de la producción.

Seguridad física en infraestructura: Los usuarios requieren trabajar en estos momentos de forma remota, pero si la seguridad del equipo llega a estar comprometida, una llave de bloqueo instalada en el mismo le dará a los administradores la tranquilidad de poder bloquear los terminales y resolver el problema sin poner en riesgo la información.

Monitoreo remoto de conexiones: Ante una ciber amenaza que demande la desconexión inmediata de determinados equipos de la red, esta solución iluminará en el rack, entre el sinfín de patch cords, aquellos que deben ser interrumpidos manualmente por el operador.